close
constanta-airbnb

Airbnb es una plataforma web que permite arrendar una habitación, casa o departamento para alojarte durante tus viajes, pero también publicar avisos si tienes una habitación disponible, una casa o departamento y te gustaría sacarle provecho generando ingresos, ya sea de forma permanente o durante tus vacaciones. En este artículo haré referencia a la experiencia como huésped. Más allá del beneficio económico – en general se puede acceder a espacios más cómodos, amplios y con mejores servicios que una habitación de hotel a precio equivalente – Airbnb tiene una serie de atributos interesantes y ventajas que ameritan ser experimentadas.

1. Acercarse más a la vida local

Arrendar un departamento durante tu viaje, te permitirá experimentar la vida local: ir al supermercado, conocer las ferias y los mercados locales, salir a comer en un local de barrio más que en un restaurante súper turístico. Además, según quien sea tu anfitrión Airbnb, la persona podría darte tips desde su conocimiento y apreciación de la ciudad.

2. Comodidad y espacios más amplios a módico precio

En base a mi experiencia, los departamentos que arrendé en Airbnb han sido siempre mucho más amplios y mejor equipados que los hoteles de categoría (precio) equivalente. Obviamente, todo depende de lo que buscas, del presupuesto del cual dispones y de la oferta en el destino.

A modo de ejemplo, en Airbnb encontramos un departamento en Buenos Aires por 30 dólares diarios estilo loft, otro con dos habitaciones al mismo precio, un departamento en una ciudad medieval en Rumania por 22 dólares (cerca del castillo de Dracula por lo demás) o una habitación en un departamento en Copenhague por 43 dólares (cuando solo quedaban disponibles habitaciones de hotel desde 200 USD diarios).

Si tu viaje es más largo o decidiste ir por una maleta minimalista y viajas con poca ropa, en vez de estar buscando un lugar para lavar en seco y pagar una fortuna por ello, podrás dejar tu par de jeans en la lavadora y tenerlo seco el día siguiente (o en unas horas si el departamento o edificio está equipado con secadora).

3. Flexibilidad en el horario

En Airbnb cada anfitrión tiene la libertad de configurar su aviso según le parezca, por lo que debes leer con cuidado las condiciones antes de arrendar. Si en un hotel en general el check-in se hace a partir de las 15, en Airbnb puedes encontrar departamentos disponibles desde las 10 – 11 de la mañana, con la posibilidad de irte más tarde el día siguiente. O de irte cuando quieras y dejar las llaves sobre la mesa o en la casilla de correo. Además, si estás cansado del viaje y te quieres levantar a las 11 de la mañana, ya no perderás el desayuno porque podrás abrir el refrigerador y encender la cafetera a la hora que quieras.

4. Una experiencia de viaje más humana y personalizada

Los anfitriones Airbnb mejor evaluados tienden a preocuparse por sus huéspedes y piensan en pequeños detalles como dejarte un mapa de la ciudad, recomendar lugares para salir a comer, pasear o darte tips sobre el transporte local. En una oportunidad ayudamos a unas amigas a buscar un departamento en Buenos Aires. Hacían más de 30 grados, con humedad. Su anfitriona las esperaba con agua mineral y bebidas frías. Además, les recomendó una excelente parrillada a unas cuadras, donde al final terminaron saliendo a comer casi todos los días.

Varios anfitriones Airbnb ponen a disposición de los huéspedes café, azúcar, té e ingredientes básicos para la cocina (sal, aceite de oliva). Algunos hasta ofrecen agua mineral, bebida o una cerveza de bienvenida. Algo diferente de abrir el minibar de un hotel y ver el listado de precios al lado, ¿cierto? También hemos visto departamentos donde el anfitrión pone a tu disposición paraguas, toallas para ir a la playa, pantuflas, etc..

5. WiFi que funciona de verdad

Si bien algunos hoteles tienen WiFi gratuito, muchas veces me ha tocado que la señal tenga pésima calidad porque el módem estaba muy lejos de mi habitación o porque la red estaba colapsada por los demás turistas. Más de una vez he tenido que salir en el pasillo o estar literalmente colgada de la ventana para alcanzar un poco de señal. Es más, varios hoteles de alta categorías (4*) cobran por el servicio de Internet, lo que personalmente me parece una ofensa. Si tienes que trabajar durante tu viaje, necesitas una buena conexión y un espacio cómodo. Estar corriendo detrás de la señal, no es una opción y eso afectará tu productividad. Ahora bien, los departamentos Airbnb que están equipados con WiFi tienen en general un modem ocupado solo por los huéspedes del departamento, por lo que la señal será buena o excelente.

6. Comer de forma rica y saludable sin irte a la ruina

El hecho de tener un refrigerador, cocina y comodidades similares a tu casa, te permiten mantener hábitos similares. Si eres vegetariano, vegano o tienes otros hábitos alimenticios especiales (ej: no comer azúcar, gluten, etc.), arrendando un departamento podrás mantener mejor control sobre tu alimentación, lo que simplificará mucho tu día a día durante el viaje. En vez de buscar restaurantes especiales, revisar el menú y cuestionar el personal acerca de los ingredientes, puedes comprar lo que necesitas y preparar tus platos. Eso no significa avocarse a cocinar y tener menos tiempo, sino que tener mayor flexibilidad.

Si estás a un congreso o viaje de negocios y tienes que trabajar en la noche, puedes pasar a comprar algo para llevar, un vino y agua mineral, y dedicarte a contestar correos o trabajar cómodamente en tu presentación.

7. Ser parte de la economía colaborativa

Por último, un tema más de principios y valores: en general detrás de cada aviso en Airbnb está una persona como tu que tiene una inversión en un departamento o una casa y la está rentabilizando. Si bien un % de lo que pagas en Airbnb va a la plataforma, el resto va directamente a tu anfitrión, con nombre y apellido. Ya no le estás pagando a una empresa sino que a una persona que te está prestando un servicio. Algunos anfitriones son verdaderos emprendedores y administran varios departamentos (algunos 20-25 departamentos). En lo personal, fue interesante conocerlos y saber de su experiencia. Esos departamentos fueron diseñados para ser arrendados y tienen todas las comodidades, generalmente mucho más que un hotel de categoría similar. Ahora bien, encontré que hubo mayor cercanía con los anfitriones que tenían uno o pocos departamentos, versus los que llegaban con 20 llaves pero eso es otro tema.

Si eres ya usuario de Uber o Cabify, un adepto de la economía colaborativa y estás planeando tus próximas vacaciones o un viaje de negocios o estudios, vale la pena considerar Airbnb en tus planes

Notas
Este artículo fue escrito en base a una experiencia de uso de Airbnb a modo de huésped desde 2015 a la fecha. En este periodo, viajé por trabajo, estudios y ocio y arrendé en 5 países, 12 ciudades, 12 departamentos y una habitación en un departamento. Las estadías fueron de mínimo una noche y máximo 21 noches. Si alguna vez hablo de “yo” y en otras oportunidades de “nosotros” es porque viajamos con mi pareja.

Si te quieres inscribir en Airbnb, puedes hacer clic aquí y con eso recibir un regalo de 25 USD a usar en tu primera reserva. Cuando concretes tu reserva, Airbnb me regalará también 25 USD para seguir viajando. Puedes buscar departamentos o habitaciones en el extranjero, al igual que en otras ciudades de tu país. Si viajas por negocios y arriendas en Airbnb, puedes descargar la factura, lo que te permite solicitar un reembolso con tu empleador o simplemente respaldar los gastos, si se trata de tu empresa.

Tags : Airbnbalojamiento baratoalojamiento Europaeconomía colaborativaEuropaviajarviajar baratoviaje
Carmen

The author Carmen

Leave a Response